Compartir

 

La Federación Colombiana de Educadores (Fecode) hizo oficial su decisión de ir a paro nacional y se declaró “estado de alerta máxima”.

Este sábado 8 de junio, Fecode anunció a través de su red social X que se declaran en “alerta máxima”, razón por la que este lunes 10 de junio “convocamos junta nacional de manera virtual” y el 12 del mismo mes a paro en todo el país.

La decisión de los magisterios se argumenta en que el proyecto conciliado por las diferentes bancadas en la comisión primera constitucional permanente del Senado de la República, el pasado 5 de junio del año en curso, no corresponde con los acuerdos suscritos entre el Gobierno Nacional y Fecode.

En una carta presentada a la opinión pública se lee que “la enmienda presentada no fue consultada la federación, por el contrario, se hizo caso omiso a varias proposiciones que de manera oportuna radicamos en el desarrollo de los debates, con el propósito de ser discutidas e incorporadas, tal como lo reza el trámite parlamentario”.

Se menciona que además de suprimir las sugerencias para mejorar la educación pública como derecho fundamental, incluyeron propuestas regresivas que afectan a docentes, estudiantes y padres de familia, entre esta destacan las siguientes:

  • Incorpora un enfoque mixto de la educación, aperturándola a las lógicas del mercado, habilitando claramente la privatización y mercantilización de la misma bajo el pretexto del mejoramiento de la calidad y la falacia de la participación, que plasma el interés de imponer la simbiosis entre el recurso público y el sector privado.
  • Golpean los fines y objetivos de la educación, reafirman el enfoque basado en competencias, negando la posibilidad de abrir la discusión de una reforma curricular necesaria, debilitando el carácter y la función social que tiene la educación.
  • Restringe el acceso a la educación superior de las amplias poblaciones con más dificultades, al imponer como criterio la meritocracia.
  • Sin la suficiente sustentación ni debate con la comunidad educativa y académica, crea el nivel educativo terciario.
  • Incluye el mandato de los organismos multilaterales de subordinar la evaluación docente a resultados que no dependen exclusivamente de la práctica pedagógica, sino de múltiples factores asociados a la educación que le corresponde garantizar al Estado, generalizándolos y profundizando su interés
  • perverso y punitivo, desconociendo su carácter pedagógico transformador y constructivo.
  • Niega el carácter obligatorio de los grados de transición, jardín y pre-jardín en las instituciones educativas públicas bajo administración del Estado, con planta docente titulada y vinculada por concurso, como debe corresponder a todas las áreas, niveles y modalidades educativas.
  • Por estas razones, Fecode le planteó al Gobierno Nacional que tome la determinación de no permitir la aprobación de este proyecto de ley y se proceda a generar una amplia movilización, alrededor de un nuevo diálogo social participativo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts